El crecimiento de la población mundial es incesante y, evidentemente, está superando los recursos disponibles para satisfacer sus necesidades. En estas circunstancias, el enfoque tradicional de economía lineal fundamentado en el “extraer, producir, desperdiciar» ya no es viable. De modo que el cambio hacia una economía circular no solo debe fomentarse, sino también acelerarse. Sobre todo, en las industrias de las TI y las telecomunicaciones, cuyo ritmo de innovación y crecimiento es vertiginoso. Cada nuevo hito en estos sectores afecta a la comunidad mundial de muchas maneras. Por esta razón, el plan de economía circular de Vodafone forma parte de las iniciativas y soluciones efectivas dirigidas a disminuir los residuos y el requerimiento de nuevas materias primas. Veamos de qué se trata esta política de sostenibilidad de la multinacional de telecomunicaciones.

Definición y principios para entender el porqué de la economía circular de Vodafone

Consolidar un modelo de desarrollo sostenible requiere asumir cambios disruptivos en la manera de organizar las sociedades y empresas. Como dijimos, en la economía lineal, las materias primas, que son recursos naturales en bruto, se adquieren, se transforman en productos y se eliminan. A diferencia del modelo de economía circular, cuyo objetivo es cerrar la brecha entre los procesos de producción y los ciclos de los ecosistemas naturales.

Para el Foro Económico Mundial, la economía circular consiste en un sistema industrial restaurativo o regenerativo por intención y diseño. En el mismo, el concepto de restauración sustituye el de fin de vida del producto. Asimismo, promueve el uso de energías renovables y descarta el uso de productos químicos tóxicos, que impiden la reutilización y el retorno a la biosfera. El objetivo central de la economía circular es eliminar los residuos mediante el diseño superior de materiales y productos terminados. Así como también fomentar sistemas y modelos de negocio más sostenibles.

Los principios de la economía circular

El propósito del programa de economía circular de Vodafone es alinear los servicios, productos y actividades de la corporación con los principios del concepto que nos ocupa. Dichos principios son:

  • Eliminar los residuos mediante el diseño y fabricación de productos duraderos, con materiales de alta calidad. Estos productos deben optimizarse para su desmontaje y reutilización, con el fin de facilitar su manipulación y transformación.
  • Ajustarse a los ciclos naturales. Básicamente, que el consumo ocurra en los ciclos biológicos en los que aquellas materias de base biológica, como alimentos, fibras y otros retroalimenten el sistema. Los procesos que hacen esto posible son naturales, como la digestión anaeróbica y el compostaje.
  • Orientar ciclos técnicos para la recuperación y restauración de productos, componentes y materiales, mediante prácticas como la reparación, la refabricación, la reutilización y el reciclaje.
  • Optimizar el rendimiento de los recursos poniendo en circulación los productos, componentes y materiales en uso para aprovechar al máximo su utilidad en todo momento. Ya sea en los ciclos biológicos o en los técnicos.

Reciclaje y reutilización, acciones esenciales

A lo largo del ejercicio 2021-22, Vodafone España dispuso 1.557 toneladas de dispositivos de clientes a reutilización o reciclaje. Entre dichos componentes hubo terminales, televisores y patinetes. El 81% de estos equipos tuvo como destino la reutilización. Mientras el 19% restante se destinó al reciclaje.

Pero la política de economía circular de Vodafone España también abarca el entorno operativo de la organización. De hecho, de los residuos de red, la compañía recicló el 95% de sus equipos de telecomunicaciones y envió el 5% restante al reciclaje. De esta manera, evitaron depositar 279 toneladas de equipos en vertederos. La mencionada cifra está en concordancia con el objetivo de Vodafone a nivel global de reutilizar, revender o reciclar sus residuos de red para 2025.

Igualmente, la empresa sigue buscando opciones para disminuir el consumo de plásticos e implementar el uso de envoltorios y envases en la etapa de postventa. Una de estas alternativas es la estandarización de las cajas destinadas a los dispositivos reutilizados. El propósito es que todas ellas sean neutras y sin personalización. Por otra parte, la multinacional está utilizando desde hace ya varios años papel reciclado o procedente de fibras vírgenes de madera certificada. Este papel está homologado a las exigencias de los sistemas PEFC, FSC o equivalentes.

Por si fuera poco, las instalaciones de la sede principal también registraron mejoras en lo que a la gestión de residuos, el consumo de agua y la contaminación lumínica se refiere.

Innovaciones y alianzas que refuerzan la economía circular

Por supuesto que las alianzas y la innovación internas son factores determinantes para el éxito de las políticas de sostenibilidad corporativa. Y el programa de economía circular de Vodafone no es la excepción. La multinacional de telecomunicaciones se unió a Circular Electronics Partnership, entidad que agrupa a líderes de toda la cadena de valor, cuyo objetivo es crear y promover soluciones de circularidad para la electrónica. También estableció una alianza con Eco Rating, a fin de lanzar un nuevo esquema de etiquetas para la calificación ecológica sectorial. Este proyecto ayudará a los consumidores a identificar y adquirir los móviles y terminales más sostenibles.

Por otro lado, uno de los productos innovadores que Vodafone lanzó en el ejercicio 2021-22 es la tarjeta Eco-SIM, fabricada a partir de plástico reciclado. Sin duda, un componente que suma entre las iniciativas de la teleco en función de disminuir el impacto ambiental. Además, la empresa ya presentó en 2018 OneNumber, el servicio que permite al cliente obtener la misma experiencia de su móvil inteligente en otros dispositivos. Para ello, no requerirá de tarjeta SIM física, ya que funciona con eSIM digital.

El plan de economía circular de Vodafone en la comercialización

Reparar, reutilizar y reciclar son igualmente los fundamentos de la economía circular de Vodafone aplicados en la comercialización de sus productos y servicios. En esta área, el esquema funciona de la siguiente manera:

  • Reparar. Para solucionar averías, los clientes de la operadora pueden acudir al servicio de reparación en cualquier tienda de Vodafone o incluso en su domicilio. Este servicio permitirá alargar la vida de sus dispositivos. Más aún, pueden solicitar sin coste un equipo de reemplazo durante cinco días laborables. Incluso, para mayor tranquilidad, los suscriptores pueden contratar el seguro Vodafone Care con el propósito de proteger sus dispositivos contra daños por accidentes o robos. Entre 2021 y 2022, más de 125.000 dispositivos fueron reparados mediante estos servicios.
  • Reutilizar. Suponiendo que los dispositivos funcionen, pero los usuarios no deseen seguir usándolos, Vodafone ofrece la opción de entregarlos a cambio de descuentos. De esta forma, serán reacondicionados y continuarán su vida útil en mercados emergentes. Esta estrategia trae consigo beneficios medioambientales, pero también sociales, porque facilita el acceso a tecnología en esos países a precios asequibles. Además, Vodafone está implementando el proceso de ‘refurbish’, mediante el que más del 90% de los equipos que dejan de utilizar sus clientes, tras una desconexión o avería, son revisados, reparados, higienizados y puestos a nuevo para dar una oportunidad a futuros clientes de reutilizarlos.
  • Reciclar. Si los dispositivos dejan de funcionar, Vodafone los envía a reciclar. De este modo, sus componentes podrán reutilizarse y no terminarán en vertederos.

RedNew apoya el plan de Vodafone

En contexto, las iniciativas que acabamos de exponer forman parte de un propósito mayor de la operadora de telecomunicaciones. Este es, lograr conexiones para un futuro mejor mediante la tecnología y consolidar una sociedad digital inclusiva y sostenible. Este objetivo es parte del plan estratégico de Vodafone para 2025 cuyos fundamentos son; la sociedad digital, inclusión para todos y el planeta. Dichos propósitos están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los Principios del Pacto Mundial, de los que el Grupo Vodafone es firmante.

En RedNew, como distribuidores autorizados de productos y servicios de esta multinacional para las empresas, aplicamos en nuestras operaciones las prácticas del plan de economía circular de Vodafone. De este modo, mantenemos la coherencia de esta política para que pueda ser apreciada y valorada por los clientes.