Liderar equipos de trabajo es una habilidad clave para garantizar el éxito en la gestión empresarial. Sobre todo en la actualidad, cuando los avances tecnológicos y el desarrollo de Internet están replanteando las maneras de trabajar. Las nuevas condiciones laborales que están adoptando muchas organizaciones -entre ellas, el smart working y el trabajo en movilidad– ponen a prueba la capacidad de los mánagers y directivos para conducir a los integrantes del equipo, con la finalidad de lograr los objetivos financieros y corporativos.

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para asumir de forma acertada la responsabilidad de dirigir el trabajo en equipo.

Conocer y escuchar a tus colaboradores es clave para liderar equipos

Como acabamos de decir, las nuevas dinámicas de trabajo propician la alternancia entre reuniones presenciales, meetings virtuales mediante vídeoconferencias e interacción vía chat. Todas estas opciones permiten a los integrantes de tu equipo plantear sus ideas y propuestas para la resolución de problemas. Asimismo, mediante dichos recursos tendrás la oportunidad de conocer mejor a cada miembro del grupo. ¿Cuáles son sus dificultades? ¿Cuáles son sus expectativas laborales y personales? Desde esta perspectiva, podrás desarrollar un enfoque para liderar equipos con grandes posibilidades de éxito. Conocer bien a las personas que conforman tu equipo es el primer paso para establecer un vínculo sólido con cada uno de ellos. Aparte de eso, conseguirás su respeto y confianza. Para ello, aplica el viejo consejo de escuchar el doble de lo que hablas.

Intégrate en la base de tu equipo. En particular, acércate a quienes puedan tener más dificultades. Si eres nuevo como líder de grupo, te recomendamos mantener conversaciones conjuntas de 10 a 15 minutos, una o dos veces por semana. Incluso, diseña un calendario de «horas de oficina» en el que cada integrante pueda programar reuniones y conectarse contigo si requiere ayuda o simplemente hablar.

Comunícate de manera frecuente, empática y asertiva

La comunicación con tu equipo debe ser lo suficientemente frecuente y oportuna. De esta manera, es viable establecer relaciones, evaluar el progreso e identificar eventuales riesgos y problemas. Todo ello, intentando no obstruir el desarrollo del trabajo individual. Esto es crítico para liderar equipos remotos en los que cada colaborador está aislado en su “burbuja particular” de trabajo. Como conductor de equipo, encontrarás mayor compromiso de cada integrante si te comunicas continuamente. Esto les demuestra que inviertes tiempo en ellos y te interesas en lo que hacen. 

En la misma línea, la comunicación continua refuerza los tipos de conversaciones que mantienes con los miembros del equipo. Por ejemplo, debes ser asertivo en el momento de plantear los objetivos de la empresa y las responsabilidades de cada integrante. De esta manera cada quien sabrá lo que debe hacer, por qué y para cuándo. La claridad con la que te expreses en este caso, influye positivamente en la percepción que los miembros del equipo tendrán de ti.

Por igual, aplica la empatía a la hora de resolver algún conflicto o de atender alguna petición, sugerencia o reclamación de tus trabajadores. Trata de entender su situación para encontrar una solución equilibrada que beneficie tanto al empleado como a la empresa. 

Anima y acepta nuevas propuestas y aportes de tu gente. Cuanto más pueda contribuir tu equipo al proyecto, más motivados estarán. Reconoce y agradece a tu equipo cuando cumplan con las expectativas de la empresa. Hazles saber que su trabajo es apreciado. Mediante estos gestos, ayudarás a incrementar su receptividad, su productividad y hasta su iniciativa para desarrollar futuros proyectos y tareas.

Liderar equipos implica delegar responsabilidades

Asigna claramente las tareas y confía en que cada miembro de tu equipo hará su trabajo. De hecho, liderar equipos no significa hacer el trabajo de los demás o microgestionar cada paso. Ayuda a los miembros de tu equipo a alcanzar un nivel de independencia y aprendizaje que les permita enriquecer su rol dentro de la organización por sí mismos. Si surgen dificultades u oportunidades, permite que el equipo plantee y aplique una solución propia que cuente con tu apoyo. No añadas el problema a tu lista particular de tareas.

Al final de cada proyecto, reflexiona sobre el mismo y recaba información sobre la percepción que cada miembro del equipo tenga sobre los resultados. ¿Qué habéis aprendido tú y el equipo durante el proceso? Identifica, documenta y comparte lo que se puede mejorar para aplicar la experiencia en proyectos futuros.

Tomar decisiones es crucial para liderar equipos

Aplazar las decisiones difíciles tiene un precio elevado para la empresa y pone en duda tu capacidad para gestionar circunstancias difíciles. Pero hay maneras de asumir esta responsabilidad evitando en lo posible situaciones complejas y comprometedoras. En concreto, es viable tomar una serie de decisiones más pequeñas al detectar a tiempo una situación susceptible de convertirse en un problema más grande. Si esto no ha sido posible o las medidas aplicadas no dan los resultados esperados, tómate un respiro, reúne toda la información necesaria y toma una decisión documentada… ¡De inmediato! 

No te avergüences de solicitar ayuda (es un signo de fortaleza, no de debilidad). Consulta con los integrantes de tu equipo. Su aporte puede ayudarte a tomar una decisión adecuada e impactante. Liderar equipos es un proceso de aprendizaje continuo y es imposible que siempre tengas todas las respuestas. 

No obstante, para minimizar situaciones que puedan generar decisiones difíciles en el futuro, observa los patrones por adelantado y prepárate para anticipar una solución. Reconocer patrones te permite tomar decisiones más rápidas y precisas cuando asumas un reto similar.

Crear un entorno de aprendizaje y desarrollo

Una de las políticas de motivación más influyentes en la productividad del equipo es el impulso de un entorno de aprendizaje y desarrollo. En el mismo, debes incluirte y participar como uno más. Anima a cada integrante de tu equipo a explorar nuevas formas de alcanzar sus metas individuales y las de la organización. Permite que cometan errores y aprendan de estos. Recompensa las ideas y los aportes innovadores.

Por otro lado, si tienes la capacidad y experiencia suficientes, no dudes en proporcionar orientación profesional a tus colaboradores. Tu estilo de liderar equipos se enriquece en la medida en que puedas ser un mentor de cada integrante de tu grupo. Trata de estar disponible para ellos. Muestra interés en el desarrollo de sus carrera dentro de la compañía. Ten muy en cuenta el poder motivador del refuerzo positivo. El personal compensará tu compromiso con sus progresos individuales y su productividad en el trabajo.

Introduce soluciones de gestión y trabajo colaborativo en la nube

Sin duda, la implementación de soluciones digitales de gestión y trabajo colaborativo en la nube están agilizando los flujos de trabajo en las empresas. Dependiendo del caso, podrás optar por un sistema CRM (Customer Relationship Management), ERP (Enterprise Resource Planning) o el que más se adapte a tu negocio. Muchas de las soluciones digitales ofrecen integraciones con herramientas colaborativas que facilitan la planificación y gestión de proyectos, así como la comunicación con tu equipo. En efecto, estos recursos han sido críticos en la implementación del teletrabajo y en el ya citado cambio en la dinámica laboral. Por igual, está propiciando una mayor eficiencia en los procesos de las organizaciones. 

De acuerdo al objetivo de implementar soluciones digitales en la empresa, es indispensable proporcionar la debida capacitación a todos los miembros de tu equipo. También es imprescindible establecer el nivel de acceso a los datos de acuerdo a las tareas y responsabilidades de cada quien.

Una conexión efectiva también es primordial

Por todo lo anterior, disponer de soluciones de telecomunicaciones avanzadas es básico para liderar equipos en las empresas contemporáneas. El empleo de sistemas de gestión en la nube y la interacción constante con colaboradores, proveedores y clientes requiere de una conexión estable y potente.

En este sentido, RedNew, distribuidor Vodafone para empresas tiene para tu negocio la oferta más completa en fibra corporativa, voz, datos y soluciones de conectividad de última generación. Todo ello, con el respaldo de la red 4G y 5G más extendida y sólida en España: ¡la de Vodafone, por supuesto!

Pero en RedNew vamos más allá, ya que podemos proporcionar servicios como Red Inteligente con gestión de numeración 90X, soporte IT 24/7 y los mejores sistemas de ciberseguridad, entre otros. 

Nuestro objetivo es facilitar el acceso de las empresas a las nuevas tecnologías, para ayudarles a optimizar sus recursos, mejorar sus procesos  e impulsar la productividad de los colaboradores. Con este objetivo, disponemos de expertos profesionales que te brindarán el mejor asesoramiento y te acompañarán en todo momento, con una atención totalmente personalizada. 

Contáctanos ahora mismo y descubre por qué somos tu partner digital ideal. Comienza a liderar equipos de una manera eficiente y con la mejor conectividad.

Abrir chat