Nuestra vida cotidiana está íntimamente relacionada con el uso de internet. Pasamos un gran número de horas conectados. Además de resultarnos útil para el trabajo y para el ocio, también corremos el riesgo de sufrir fraudes online.

Los ciberdelincuentes están inventando métodos cada vez más sofisticados para aprovecharse de los usuarios de internet desprevenidos. Sin embargo, con reglas básicas simples te puedes proteger de ser víctima de un fraude online.

Los fraudes online más comunes

El ingenio de los ciberdelincuentes los ha llevado a crear diversas maneras de atacar a sus víctimas. Conoce cuáles son las más usuales.

Phishing, el más habitual de los fraudes online

De los fraudes online más conocidos, el phishing es quizás el más frecuente. Aunque se adapta a cada medio de telecomunicación, básicamente consiste en un sistema de atracción y tentación, como en la pesca.

Los estafadores “pescan” en busca de datos personales, como números de cuenta o contraseñas. Para hacer esto, envían correos electrónicos que afirman proceder de sitios web o empresas confiables.

Por lo general, en estos mensajes aseguran que tus datos de acceso o la información de tu cuenta han caducado o ya no son seguras. Y piden cambiar esto en el enlace adjunto. De hecho, el enlace conduce a un sitio web falso. Si ingresas tus datos de inicio de sesión allí, se transmitirán a los estafadores; ya tienen acceso a los datos bancarios personales, por ejemplo, y pueden vaciar tu cuenta o pagar en línea.

Recuerda que los bancos y otras empresas confiables nunca solicitan información personal a sus clientes por correo electrónico. Si no estás seguro, es mejor preguntar directamente a la empresa.

Vishing

Este fraude también es conocido como phishing de voz. Es catalogado como un fraude online porque a través de esta técnica el ciberdelincuente obtiene la información de la víctima. Con esta información realiza su ataque en internet, ya sea financieramente o con el robo de identidad, entre otros.

Mediante la llamada telefónica o el buzón de voz el delincuente persuade a la víctima, estimulando sus emociones de confianza, altruismo, codicia o pánico (ingeniería social). A través de esta llamada logra nublar su pensamiento lógico, llevando a la víctima a dar la información personal, antes de que pueda darse cuenta del riesgo inminente.

Tiendas online fraudulentas

Las marcas caras y los artículos limitados son particularmente atractivos para los jóvenes. Los estafadores lo saben y están difundiendo anuncios falsos de ofertas de lujo en las redes sociales y en páginas web. Se ha convertido en un fraude online cada día más utilizado.

Si haces clic en el enlace que recibes, serás redirigido a una tienda online falsa. A primera vista, parece engañosamente real. Pero después del pago, obtienes un producto falso o nada en absoluto. En el peor de los casos, los estafadores emplean los datos bancarios para vaciar la cuenta.

Antes de realizar el pedido, debes investigar qué experiencias han tenido otros clientes con la tienda. Si el minorista insiste en el pago por adelantado y no hay otras opciones de pago, se recomienda precaución.

Pharming

Este fraude online se diferencia del phishing en que no seduce a la víctima. Es decir, no necesita que la víctima acceda con un clic para ser dirigida al sitio web falso.

Esta técnica fraudulenta se centra en cambiar las entradas del DNS, ya sea atacando a la entidad o instalando un virus en el equipo del usuario que lo direccionará al sitio web falso. Así logra engañar a la víctima para que use su información confidencial.  Además, el ciberdelincuente también puede robar tus datos confidenciales sin que te des cuenta, mediante una aplicación descargada en tu dispositivo.

SIM swapping, entre los fraudes online más recurentes

Es un ciberdelito que se fundamenta en el intercambio de la tarjeta SIM. Esto usualmente ocurre cuando el delincuente logra obtener del operador de la tienda de telefonía un duplicado de la tarjeta. Sin embargo, también le es posible obtener la SIM de un móvil robado.

Al tener en su poder el duplicado de la SIM el ciberdelincuente puede acceder a toda la información confidencial de la víctima e inclusive a cierta información de sus contactos. Mientras este utiliza el duplicado, la víctima sólo percibirá problemas de conexión en su móvil y recibirá mensajes que pronto serán resueltos.

Evita los fraudes en línea con estos consejos

Aquí te dejamos algunos consejos cuya práctica te ayudará a estar a salvo de los cibercriminales.

  • Evita compartir tu información personal a través de sistemas de mensajería online y la de otros a través de internet y vía telefónica.
  • Usa contraseñas de alto nivel (complejas) y a ser posible establece doble autenticación para realizar transacciones financieras.
  • Instala en tus dispositivos un buen antivirus, y mantenlo actualizado.
  • En caso de robo del móvil, llama y bloquea la tarjeta SIM inmediatamente.

Fraudes en línea: tu seguridad depende de ti

Es imposible dejar de lado internet y las ventajas que nos brinda. Sin embargo, hay que tener presente todas las precauciones posibles para no ser víctima de fraudes online. Recuerda que de ti depende tu seguridad en línea.   

Abrir chat