La influencia que tiene un líder efectivo en el éxito de un equipo de trabajo y de una organización en general es determinante. Un buen mánager, director o jefe de equipo, practica y fomenta la comunicación abierta con y entre sus colaboradores. Al mismo tiempo, estimula el crecimiento profesional y personal de ellos, mientras da y recibe feedback.

Liderar es mucho más que delegar tareas a los empleados y sentarse frente al ordenador a esperar resultados al final del día. Si actúas de esta manera y no logras los objetivos planteados por tu organización o alcanzarlos no genera ninguna satisfacción en tu equipo, es urgente revisar y corregir tu estilo de liderazgo. A lo largo de este post encontrarás algunos consejos para hacerlo.

Asume la actitud de un líder efectivo

En primer lugar, pregúntate cómo quieres que te vean los integrantes de tu equipo. ¿Como el antiguo jefe temible, distante, que impone su autoridad y criterio de modo implacable o como un guía comprometido y motivador que inspira confianza? El líder efectivo es alguien cercano a su grupo de trabajo y es respetado más por su actitud proactiva y de apoyo al equipo, que por ser propietario de la empresa, director o manager.

En función de ello, debes establecer conexión con los miembros de tu staff. Esto requiere asumir una actitud positiva y transmitir un sentido de propósito. De forma paralela, debes demostrar valores como la empatía, el respeto, la humildad y, sobre todo, la capacidad para trabajar en equipo. Tales rasgos son clave para establecer conexiones genuinas y sólidas con quienes integran tu equipo.

A los efectos, interésate en conocer más de su personalidad: cuáles son sus intereses y motivaciones, fortalezas y debilidades. Este conocimiento te permitirá apoyarlos, corregirlos y motivarlos de la manera más adecuada. Establecer una conexión humana y personal con tus colaboradores es imprescindible en la construcción de la confianza mutua requerida para desarrollar una cultura compartida de rendimiento, responsabilidad y excelencia.

Aplica la comunicación del líder efectivo

Es indispensable establecer una comunicación directa y honesta para motivar a tus trabajadores a corresponder. Es lógico suponer que cada integrante del staff tiene un estilo de comunicación acorde a su personalidad. Aquí entra en juego el conocimiento que tengas de ellos para adaptarte a su forma de interacción.

Sin embargo, existen características básicas en la comunicación que aplica un líder efectivo que influyen en la actitud del grupo a la hora de de alcanzar objetivos:

Asertividad 

Esta es la capacidad de expresar sentimientos, opiniones, deseos y actitudes y hasta de hacer reclamos en el momento preciso; de manera clara, firme y con total respeto por el interlocutor. Sin duda, esta habilidad es crítica en el liderazgo empresarial, donde se plantean objetivos y tareas específicas para cumplirlas.

Un líder asertivo es capaz de plantear a los colaboradores las metas de la organización con precisión. De la misma forma, delega en cada trabajador la tarea que le corresponde según sus funciones y habilidades. E igualmente, sabrá como dirigirse a un integrante del equipo que esté fallando, sin ofenderle y tratando siempre de buscar soluciones. Las decisiones firmes, expresadas con asertividad dan seguridad y certeza a los trabajadores.

Enseñar y retar en lugar de ordenar

Un buen líder es generoso y comparte sus conocimientos con los colaboradores, y cada tarea asignada es una ocasión para hacerlo. Más aún, los reta a encontrar soluciones distintas y creativas a problemas comunes y los ayuda a desarrollarse como profesionales. Al contrario del jefe tradicional, que se limita a organizar la producción y emitir órdenes, sin preocuparse por formar y ayudar a los empleados.

Convencer antes que imponer

Cuando es necesario seguir directrices específicas para una tarea concreta, el líder efectivo tiene la capacidad de convencer a los miembros de su equipo. Pero también sabe escuchar y considerar sugerencias para enriquecer sus decisiones.

El líder efectivo define con claridad los objetivos

A propósito de la relevancia de la asertividad en la comunicación, la definición precisa y concisa de los objetivos financieros y corporativos es fundamental. Aparte de eso, también es indispensable que dichos objetivos sean conocidos por los miembros del staff y que los esfuerzos estén orientados al cumplimiento de los mismos.

En este sentido, el líder efectivo plantea objetivos SMART, por sus siglas en inglés. Esto es: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales en un plazo razonable. Emplear esta metodología para el planteamiento de objetivos ayuda a priorizar y planificar las tareas, anticipar imprevistos y evaluar los avances. Del mismo modo, te permite establecer orden en los procesos, sistemas y actividades de cada departamento, así como a obtener una visión unificada de tu negocio.

Un líder efectivo gestiona los problemas con actitud positiva

En realidad, no todos los días transcurren sin problemas en el ámbito laboral. En el momento menos pensado puede surgir un inconveniente u obstáculo que ponga a prueba la capacidad del líder y su equipo para solucionar problemas. Ciertamente, la forma de asumir las situaciones negativas es una manera de evaluar la efectividad del liderazgo.

El teórico del liderazgo Robert Mann recomienda identificar tres aspectos positivos de una circunstancia adversa antes de valorar eso que la hace negativa. Mann comprobó que, de tal manera, el director y sus colaboradores no se sentirán tan abrumados por la magnitud del percance y pueden pensar con mayor claridad en su solución.

Dicha técnica también aplica a la revisión o reformulación de las estrategias. Por ejemplo, si una acción específica no está dando los resultados esperados, puedes recurrir a opciones que hayan funcionado en el pasado.

Por otro lado, enfocarse en las soluciones más que en las dimensiones del problema, ayuda al grupo a mantenerse unido y comprometido.

Un líder efectivo invierte en la formación y motivación de sus colaboradores

La retribución económica justa es un factor de motivación importante, pero no es el único. Los profesionales de la generación millennial y de la emergente ‘Z’ aprecian en la misma medida las condiciones de conciliación laboral y las oportunidades de formación y desarrollo profesional.

En el primer aspecto, muchas empresas se vieron forzadas a implementar el teletrabajo para mantener la productividad durante los meses más duros del confinamiento por el Covid-19. Buena parte de ellas conservarán está modalidad, lo que la reforzará como tendencia mundial.

Respecto a la formación, normalmente se asocia a los procesos de transformación digital y a la adquisición de habilidades para manejar las nuevas herramientas. Pero no debes descuidar la capacitación en soft skills como el trabajo en equipo, gestión del tiempo, inteligencia emocional, pensamiento crítico, liderazgo y comunicación.

Otro aspecto relevante es la posibilidad de desarrollo profesional que tu compañía pueda ofrecer a los colaboradores. Esto va desde asignar tareas más exigentes y desafiantes hasta promoverlos a cargos superiores. Además, sería interesante tener en cuenta su opinión y sus propuestas en el proceso de toma de decisiones sobre cómo enfocar un proyecto o resolver problemas.

En conclusión, el llamado «salario emocional» tiene su peso específico en la motivación de los integrantes del equipo. El líder efectivo se ocupa de proporcionar a su gente estas condiciones, en la medida de lo posible. Tal esfuerzo se verá, sin duda, recompensado.

RedNew te suministra las soluciones de conectividad para unir a tu equipo

Para ser un líder efectivo, es vital mantenerte comunicado y unificado con tu equipo. En función de esto, debes contar en tu negocio con las mejores soluciones tecnológicas y de conexión. 

En RedNew, somos distribuidor Vodafone para empresas. Por eso, podemos ofrecerte los planes más convenientes de fibra corporativa, datos y conectividad avanzada. Para ello, contamos con el respaldo de las redes 4G y 5G más extendidas y poderosas de España: las de Vodafone.

Pero RedNew es mucho más, porque podemos proporcionarte:

  • Soluciones de voz mediante red Inteligente y gestión de numeración 90X.
  • Servicios y productos de ciberseguridad, como Vodafone Secure Device Manager.
  • Soporte IT para PCs y dispositivos móviles, remoto y presencial.
  • Plataformas de colaboración: G Suite (Google) y Office 360 (Microsoft).

Contáctanos y asesórate con nuestros expertos.

Abrir chat