El mercado es un fenómeno dinámico que se transforma constantemente, poniendo a prueba la capacidad de las empresas para adaptarse a los cambios que propone. En la actualidad, son pocos los productos y marcas que permanecen en la preferencia del consumidor, apoyados únicamente en la tradición. Del mismo modo, esta evolución influye en los procesos de producción de bienes y servicios, que también deben adaptarse a nuevas y continuas exigencias. En este contexto, dos elementos marcan la diferencia entre el éxito y el fracaso de las compañías, en su empeño por renovarse y mantenerse vigentes: la creatividad y la innovación.

Dos conceptos que se complementan

La creatividad es la capacidad para plantear ideas y soluciones originales a problemas comunes. Estas ideas y soluciones son abstractas, surgen en el pensamiento del individuo tras una revisión y comparación de experiencias y conocimientos sobre un tema o situación dada. Sin embargo, estas propuestas son intangibles hasta que se llevan a la práctica. Esto es, cuando se manifiesta la innovación, que consiste en la acción de materializar y hacer efectivos esos planteamientos creativos.

Por lo tanto, creatividad e innovación son dos conceptos complementarios. Y uno de los ámbitos donde destaca esta interrelación es el empresarial. Las ideas originales -y viables- que se proponen para crear o mejorar productos, optimizar la cadena de valor y mantener la fidelidad de los clientes a la marca, surten efecto si se hacen realidad. Sólo así, en lo externo,  el target podrá captar las nuevas propuestas y, en lo interno, el talento humano de la compañía podrá comprobar y asimilar los cambios.

Pasos para establecer un “entorno creativo” en la organización

Parece obvio, pero la primera condición para aplicar la creatividad y la innovación en la empresa es asumirlas como procesos indispensables e inherentes a la cadena de valor. Hay que entenderlas como herramientas para mejorar la producción y competir eficazmente en un mercado que cambia constantemente. Una compañía aferrada a la tradición, cuya mayor transformación se produjo con la provisión de ordenadores para las tareas administrativas, no aprecia ni estimula la generación de ideas novedosas. Y mucho menos, su puesta en práctica.

El siguiente paso es identificar y evaluar las áreas y situaciones que requieran soluciones creativas e innovadoras. Esto implica analizar si el problema o reto exige una acción específica; por ejemplo, retrasos en una estación del proceso. O si requiere de una acción estructural (retraso en todas las estaciones); incluso, si parte de la solución es adquirir nueva tecnología.

Involucrar a la mayor cantidad del talento humano en la tarea de plantear ideas para resolver la situación, acompañadas de una propuesta para su ejecución. Por supuesto, que el número de participantes puede variar, dependiendo de la acción requerida (específica o estructural). La intención es compartir la búsqueda de soluciones entre los líderes y los colaboradores, para que todos se integren al logro del objetivo.

Otros aspectos a tener en cuenta

Hay que destacar aquí el ejemplo de los programas de «Calidad total«, aplicados por varias corporaciones multinacionales en la década de los años 90. Estos programas estimulaban el aporte creativo de todos los integrantes de los grupos de trabajo para la optimización del proceso productivo.

En este mismo sentido, es interesante promover la formación de grupos integrados por colaboradores de una o varias áreas, para debatir ideas, al estilo de las brainstorming sessions de las agencias de publicidad y marketing. Si bien, la decisión sobre la selección de las ideas y su ejecución es responsabilidad de la directiva y la junta de accionistas, es necesario que ésta sea comunicada oportunamente.

Paralelamente, es importante establecer un incentivo. No sólo para los creadores de la propuesta seleccionada, sino también para todos los colaboradores y grupos de trabajo que participaron. 

Esta práctica, en conjunto, contribuye con el establecimiento de un «entorno creativo» que predispone a la innovación.

De la creatividad a la innovación

Se debe tener en cuenta que la innovación en las compañías implica mejoras en su modelo de negocio e introduce cambios en la estructura organizativa, en los procesos productivos o en sus recursos tecnológicos, sean parciales o totales (de acuerdo a su magnitud). Que se verán reflejados, de una u otra manera, no sólo en la calidad de los productos o servicios que ofrecen al consumidor, sino también, en el desempeño de su talento humano. Por ello, si todos los grupos de trabajo estuvieron involucrados en la búsqueda de la solución creativa, igualmente deben estarlo en su ejecución.

La comunicación es primordial, antes y durante la puesta en marcha de la innovación. Debe ser motivadora e integradora, para lograr que cada colaborador sienta el orgullo de formar parte de un hecho trascendental. Y, además, que no se limite a describir las acciones a ejecutar; también que exprese las expectativas sobre los beneficios que éstas van a generar para la empresa y para los trabajadores. También debe ser asertiva, en el sentido de especificar lo que se espera de cada integrante del talento humano, destacando la importancia de su aportación en el cumplimiento de los objetivos.

Creatividad, innovación e instinto de supervivencia

Las empresas innovadoras se adaptan rápidamente a los cambios en el mercado. Esto supone que son capaces de desarrollar a corto plazo nuevos productos con excelentes ventajas competitivas. Además, optimizan sus canales de distribución al público y reducen costes. De esta manera, pueden liderar sus segmentos de mercado y crear segmentos nuevos.

La creatividad y la innovación desarrollan el instinto de supervivencia de las compañías. Y lo logran agudizando su capacidad de percibir con más facilidad las oportunidades de crecimiento, de identificar con pericia los riesgos y de lograr que sus trabajadores se identifiquen con los objetivos corporativos. 

En el contexto globalizado actual, donde el mercado experimenta cambios drásticos y continuos, las empresas que sobrevivirán serán las más creativas e innovadoras

Creatividad en innovación en RedNew

En RedNew facilitamos la tecnología necesaria para dar el paso a la transformación digital. Todo ello apostando por la creatividad e innovación en nuestros servicios profesionales. Si te ha gustado este artículo, visita nuestra web. Tal vez te resulte interesante conocer más acerca de la importancia de la motivación laboral.