El management del siglo XXI es la manera en la que se gestionan, administran y lideran las actividades que se realizan en una organización, con el firme propósito de lograr cumplir de forma eficiente la misión, visión y objetivos empresariales. Su aplicación es un desafío para los empresarios, por ser un intangible que constituye una parte fundamental de la organización.

La mayor dificultad para las empresas a menudo estriba en presentarlo e integrarlo en los procesos y modelos del negocio. El management del siglo XXI presenta un nuevo modelo de innovación, liderazgo y gestión en donde se redefine el término liderazgo y el proceso de gestión en función de la responsabilidad del grupo de trabajo. Este modelo busca la manera más eficiente de lograr los objetivos de la empresa, manteniendo la felicidad de los trabajadores como prioridad.

Cómo ha evolucionado el management del siglo XXI

En los últimos tiempos, los avances del management del siglo XXI han sido prolíficos y sustanciales, producto del impacto de la innovación en el nuevo mundo empresarial. Por ello se pueden establecer tres etapas distintivas del desarrollo de esta práctica:

  • Management Tradicional o 1.0. Su objetivo era lograr que la fuerza de trabajo realizara las tareas siguiendo procesos definidos. Los responsables en esta época veían a los trabajadores como parte de la maquinaria que puede ser sustituida en cualquier momento. Es decir, como recursos prescindibles bajo una jerarquía muy marcada con gran supervisión, control de horarios, excesos de horas. Además se potenciaba al máximo la competitividad entre los miembros frente al trabajo de equipo y la visión compartida.
  • Management Moderno o 2.0. Aquí las personas son el activo más valioso, ya que lo más determinante para el éxito de un proyecto es que los trabajadores puedan desarrollar su mayor potencial. Sin embargo, muchas empresas bajo este modelo todavía mantienen estructuras, entornos, jerarquías y costumbres heredadas del management 1.0, con las que han trabajado durante muchas años, y que no son nada fáciles de cambiar.
  • Management 3.0. Tiene la visión orientada a personas en una estructura organizativa pensada para ello. Este nuevo modelo de gestión propone redefinir los procesos de innovación y liderazgo. Y lo hace sin olvidar el gran foco que hay que poner en el trabajo en equipo como vía más eficiente para lograr los objetivos empresariales. Todo ello teniendo en cuenta que el bienestar de los trabajadores es la prioridad absoluta. 

En resumen, tal y como decía Peter F. Drucker, el management es “un órgano multipropósito que gestiona negocio, responsables, empleados y trabajo”.

Características del management del siglo XXI

El modelo de management idóneo para abordar los avances que se están dando en las empresas, debe presentar las siguientes características:

  1. Estar preparado para el cambio. Las nuevas empresas deben estar atentas a las señales que se producen en su entorno en todo momento y en función de ello desarrollar los proyectos que impulsen la innovación. Transmitir la filosofía, los objetivos y las estrategias desarrolladas por la organización a todos los miembros, usando sus habilidades y capacidades para ayudar a alcanzar las metas establecidas por la empresa.
  2. Tener directivos orientados a desarrollar nuevas formas efectivas que mejoren el desempeño humano. Deben ser capaces de cuestionarse tanto las decisiones tomadas como el efecto que éstas tienen en las personas.
  3. Impulsar la creatividad. Muchas personas son creativas por naturaleza pero evitan utilizarla por miedo a cometer errores. Para estimular esta habilidad las empresas deben establecer estrategias motivacionales que favorezcan su iniciativa y la pasión por el cambio.
  4. Utilizar una gestión social. ¿Cómo? Cambiando los paradigmas sobre las relaciones entre directivos, empleados y clientes, mediante la colaboración y la información compartida en su actividad.
  5. Proponer la “tecnología de la gestión”. Es decir, transformar la dirección de la empresa. esto se consigue pasando de controladores a facilitadores de la innovación e incentivadores de la excelencia, promoviendo la sabiduría colectiva y la pasión individual.

El management del siglo XXI está en constante desarrollo y son muchos los avances que se van produciendo cada año que pasa.

El futuro del management

Se espera que el management del siglo XXI impulse las capacidades de los empleados, incorporando la innovación, transformando de manera paralela los modelos de gestión y los procesos de comunicación. Se espera que los empleados sean parte fundamental en la transformación de los procesos tradicionales como el marketing o el desarrollo de negocio, una vez desechada la gestión autoritaria.

Las nuevas organizaciones tienen organigramas flexibles que se adaptan continuamente a los requerimientos de los proyectos de cambio, evolucionando hacia una empresa horizontal con alto niveles de comunicación y transparencia. El nuevo management impulsa el empoderamiento y el uso de equipos autogestionados, desarrollando un sentido colectivo de pertenencia a la empresa.

Los directivos deben conseguir empresas democráticas. En estas empresas, los trabajadores son autosuficientes y se involucran constantemente en los procesos de innovación, que irán alineados con sus propios intereses e ideas. Los empleados impulsarán el cambio e inspirarán a su organización a reflejar este aprendizaje.

Todo lo que necesitas saber sobre el management del siglo XXI en RedNew

Como ya hemos visto, la creatividad y utilizar una gestión social son algunos de los rasgos del management del siglo XXI; así como estar adaptados a todo tipo de cambios que puedan ir surgiendo a nivel tecnológico y empresarial. Y es que si algo caracteriza esta época tecnológica son los abundantes cambios en un espacio de tiempo muy corto. Si te interesa este tipo de artículos, no dejes de visitar nuestro blog de RedNew.