El marketing de contenidos continúa como una de las estrategias más efectivas para el posicionamiento de marcas y el incremento de las ventas. Mientras más tecnologías y tendencias siguen desarrollándose en el ámbito del marketing, los contenidos mantienen el interés de la mayoría de los usuarios. En este sentido, la clave del éxito está en la creación de contenido útil y ameno que ayude a resolver los problemas del cliente.

Si posicionar tu marca está resultando costoso y el nivel de ventas no compensa la inversión, es tiempo de planificar una estrategia de content marketing. Sigue leyendo este post y conocerás las principales características y cómo aprovechar las ventajas de esta opción.

Marketing de contenidos, hacia una definición para aclarar dudas

En esencia, el marketing de contenidos es una técnica de marketing no invasivo (inbound marketing) que consiste en crear y publicar contenidos en canales online. Este material debe ser relevante para el buyer persona y debe responder a las dudas y problemas que plantea en el motor de búsqueda. De esta manera podemos atraer su interés para ir conduciéndole por el embudo de conversión, empezando por captarlo como lead, hasta hacerlo cliente y fidelizarlo. 

Sin embargo, lograr este propósito no es tan fácil como parece. Todavía hay quienes piensan que esta opción de marketing está limitada a la redacción y publicación de posts en un blog. También es común que algunos se desencanten por no obtener resultados a corto plazo y abandonen la estrategia. Por ello, es necesario aclarar que el content marketing no es publicidad, por lo menos no en el sentido de motivar ventas inmediatas.

Características y beneficios del marketing de contenidos

En función de complementar el concepto arriba expresado, es relevante reconocer las características básicas del marketing de contenidos y que en forma paralela enuncian sus beneficios:

El marketing de contenidos apunta al posicionamiento orgánico en buscadores.

Por ende es primordial que los contenidos provean información de calidad y se ajusten a los parámetros SEO empleados por Google. Esto es crítico para incrementar las posibilidades de ubicar nuestros contenidos y sitio web en la primera página de resultados del buscador. Asimismo es indispensable producir, publicar y actualizar contenidos con frecuencia, pues esto ayuda a incrementar el tráfico que nos interesa. Es decir, aquel que tenga más potencial para la conversión en principio y, posteriormente, para las ventas.

Según estudios recientes, los blogs entre 50 y 100 artículos tienen un 48% más de tráfico que aquellos con menos de 50 artículos. En otras palabras, el volumen y la frecuencia de posts o contenidos en otros formatos hacen que los usuarios encuentren tu web con más facilidad. Más aun, aumentará la frecuencia de rastreo de los algoritmos de Google a tu blog, lo que mejorará tu reputación ante el motor de búsqueda.

El content marketing incrementa la captación de leads

Las empresas que publican artículos y otros contenidos de calidad con regularidad tienen casi un 70% más posibilidades de captar leads o clientes potenciales. Cuando un usuario encuentra la respuesta a su requerimiento en un contenido, muy probablemente querrá más información proporcionada por la web que la publicó. Para ello, se suscribe a la newsletter o blog de la compañía, suministrando su dirección de email.

Aumenta la reputación de tu empresa y crea fidelidad

Los contenidos de calidad y bien documentados convierten a tu marca en experta en temas relacionados con su área de negocio. De la misma manera ayudarán a fidelizar a tus clientes actuales y potenciales, haciendo que visiten constantemente tu web. Lo que al mismo tiempo incrementará el tráfico hacia ésta y su posicionamiento orgánico en las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERPs).

Cómo sacar mayor provecho del marketing de contenidos

Sin duda, toda estrategia de marketing requiere de una metodología para que su aplicación consiga el éxito que queremos. Y el marketing de contenidos no es la excepción. Por consiguiente, es importante tener en cuenta las siguientes premisas básicas:

Define a tu buyer persona

Quizás el paso más fundamental a la hora de asumir una estrategia de content marketing es la identificación precisa del buyer persona, sea uno o varios. Esto incluye perfil socioeconómico, necesidades y preocupaciones, hábitos de compra y consumo, así como los medios digitales por los que busca información, entre otras características. Mientras más completa sea nuestra visión de sus rasgos distintivos, más sencillo será determinar cómo abordar la temática y el tipo de contenidos a producir.

Produce contenidos para cada etapa del embudo de conversión

En efecto, el esquema de embudo de conversión resulta útil para planificar la producción y distribución del contenido. De este modo, podemos cubrir las expectativas del cliente durante su paso por las diferentes etapas de este ciclo:

  • En la fase TOFU (top of the funnel), el buyer persona reconoce que tiene una necesidad o problema e investiga sobre ello. En esta circunstancia, debemos ofrecerle contenidos didácticos, que definan y expliquen con cierta amplitud el asunto que preocupa a nuestro potencial. Por lo tanto, los artículos de blogs introductorios a la temática, complementados con infografías explicativas son los ideales. En ellos, usar ebooks suele funcionar muy bien para motivar las conversiones a leads. Aunque también son útiles los vídeos que muestren esquemas y otros recursos visuales como animaciones sencillas.
  • Llegado al MOFU (middle of the funnel), el potencial es un lead captado que encuentra interesante nuestra información y comprueba la magnitud de sus necesidades. Por lo que necesita un conocimiento más a fondo. Los vídeos o podcasts en formato de webinars y tutoriales, o artículos más profundos sobre aspectos específicos, serían algunos de los formatos más adecuados en esta fase.
  • En la etapa decisiva o BOFU (bottom of the funnel) usualmente se gestionan los leads evaluando a quiénes realmente debemos contactar. Esto de acuerdo a las reacciones y comentarios sobre nuestros contenidos anteriores. Ya la comunicación podrá ser vía email, llamada telefónica e incluso vídeollamada, para concretar cómo podemos ayudar al prospecto. Entonces, proporcionaremos contenidos exclusivos para estos clientes potenciales, no disponibles para el público general. Por ejemplo: vídeos con casos de éxito que demuestren la eficacia de nuestros productos o servicios en determinados sectores de la economía.

Aplicar SEO: indispensable en el marketing de contenidos

Las estadísticas revelan que más de la mitad de las visitas a páginas web se originan en búsquedas orgánicas, razón suficiente para aplicar SEO. El search engine optimization es una estrategia a largo plazo y que requiere de esfuerzo, pero sus beneficios en cuanto a posicionamiento orgánico son incuestionables. En realidad, es un tema amplio que merece más de un artículo, pero aquí resaltaremos un par de aspectos indispensables:

Keyword research

La búsqueda de palabras clave es la base de la optimización. En efecto, ellas determinan tanto el requerimiento del usuario y el posicionamiento de nuestro contenido u oferta en los SERPs. Las keywords están definidas por dos criterios: la intención del usuario y el volumen de búsqueda. En el primer caso, pueden ser informativas (“¿Cómo hacer una estrategia de content marketing?”). Igualmente, transaccionales, es decir, para adquirir algo o descargar un material gratuito. Y de navegación, cuyo propósito es ubicar una web determinada (ejemplo: RedNew).

Por otro lado, el criterio de cantidad de búsquedas distingue tres subtipos: genéricas o head, por lo común un término sin especificaciones (ejemplo: 5G). En la misma categoría, están las middle tails, que son un poco más precisas (ejemplo: 5G Vodafone). Seguidas por las long tails que son aún más exactas (5G Vodafone para drones). Estas últimas son las más recomendadas.

Para hacer una buena investigación de palabras y frases claves puedes emplear herramientas gratuitas como: Google Keyword Planner y Google Trends y otras de pago como SEMRush.

Optimización de contenidos

Por supuesto, tus artículos deben estar optimizados para SEO, teniendo en cuenta, entre otros elementos:

  • Frecuencia de las keywords en títulos y texto
  • Organización del texto con subtítulos
  • Meta descripción
  • Fotos, infografías y/o vídeos.
  • Enlaces a otros contenidos propios y linkbuilding.

Para vídeos y podcasts, las keywords son imprescindibles en títulos y descripción.

Por último, sólo nos queda reiterar nuestra recomendación para que ofrezcas a tus potenciales clientes, contenido útil y relevante que ayude a resolver sus problemas. Sigue estos consejos para atraer a tus usuarios con información veraz y de calidad. De esta forma, tendrás más posibilidades de incrementar la rentabilidad y prestigio de tu negocio.

Abrir chat