El mundo digital que nos rodea, las redes sociales y la infinidad de aplicaciones que surgen diariamente han dado apoyo a una tendencia que, bien gestionada, es un apoyo fundamental para quienes desean asegurarse una trayectoria brillante, tanto trabajando para empresas como ofreciendo sus habilidades de manera independiente. Se trata de la marca personal.

En el contexto globalizado, competitivo y cambiante que se vive actualmente, los perfiles laborales tienden a diluirse en una homogeneidad que impide establecer diferencias a simple vista. Esta es una realidad que afecta principalmente a quienes aspiran a entrar o mantenerse en el mercado laboral, sin más herramientas que un curriculum vitae con pocos logros académicos y experiencias de trabajo. Y estas, por muy importantes y loables que parezcan, a menudo no logran impresionar a los contratantes potenciales. La razón de tal desinterés es simple: las empresas buscan gente, no solo preparada (que sigue siendo indispensable), sino también, con actitud, que emocione, que convenza.

Una persona, una marca

La marca personal (del inglés personal branding) consiste en la consideración de un individuo como un producto a vender en el mercado. A partir de allí, comienza un proceso similar al establecimiento sobre cualquier marca comercial: la elaboración del concepto y la imagen, su transmisión a través de los medios disponibles, la evaluación de su impacto entre el público objetivo y hasta su protección contra posibles fraudes y plagios.

Por supuesto que una persona no es un objeto; sin embargo, la creación de una marca a partir de sí misma proporciona el diferencial indispensable para promocionar con efectividad sus servicios, habilidades y experiencia. Y no solo eso, también sus valores y principios, algo incluso más importante. Negarse esta posibilidad es lo mismo que conformarse con la seguridad de un empleo más modesto e incluso condenarse a la frustración. 

Gestión de la marca personal

Quienes están interesados en crear una marca personal por primera vez y promocionar sus habilidades y conocimientos a través de esta, deben empezar por efectuar una evaluación de sus conocimientos y experiencia; algo más avanzado que un curriculum vitae. Debe incluir lo más relevante de su trayectoria y también valores y principios, además de la visión y expectativas laborales o de negocios. No es necesario que este texto sea especialmente extenso pero sí es fundamental que su redacción y presentación sea atractiva, amena y diferencial. Asesorarse con un redactor creativo es la mejor opción si no se tiene la habilidad para escribir de esta manera.

El siguiente paso es identificar con precisión a qué público y segmento de mercado va dirigida la oferta de servicios. También es como realizar una investigación exhaustiva de las tendencias, movimientos y expectativas de desarrollo del sector al que nos dirigimos. Esta información es valiosa tanto para diseñar la identidad de marca como para definir la estrategia de comunicación.

Cumplidos los dos pasos anteriores, se procede a elaborar la identidad de marca, que debe incluir un logotipo, una página web o blog y creatividades para los perfiles en redes sociales. Como ocurre con la gestión coherente de una marca comercial, debe mantenerse una coherencia en elementos gráficos, colores y tipografía. Si los recursos lo permiten, es recomendable recurrir a un buen diseñador gráfico.

Redes sociales y blog, claves para la creación de la marca personal

Internet, las redes sociales y las aplicaciones han auspiciado el desarrollo de las marcas personales; por tanto, son medios de difusión que deben considerarse siempre.

Por su parte, los blogs también constituyen un interesante vehículo para el lanzamiento y posicionamiento de una marca personal, a través del marketing de contenidos. Escribir artículos sobre el tema que se domina facilitará ganar prestigio como experto y reflejar su visión sobre esa temática.

De entre todas las redes sociales, ¿por cuál optar?

En cuanto a redes sociales, los expertos aconsejan abrir un perfil en LinkedIn, la red social dedicada a fomentar la interconexión entre profesionales y empresas de todo el mundo. En este caso, se requiere mayor extensión en la información personal, académica y laboral que incorporemos.

Facebook, Twitter, Instagram y Youtube son redes que cuentan con gran número de usuarios y, por tanto, su impacto es muy alto sobre todo si nos dirigimos al consumidor final. Actualmente, los departamentos de talento humano de muchas empresas investigan bastante sobre los aspirantes, visitando sus perfiles en redes sociales. Por consiguiente, si se quiere difundir y consolidar una marca personal a través de estos canales, la precaución a tomar es tener seguridad de lo que se publica en los mismos. Los contenidos compartidos deben guardar relación con la especialidad del interesado. Es importante evitar mezclar perfil profesionales y personales.

Un consejo más sobre las redes sociales: no necesariamente estar presente en todas ellas garantiza una mayor proyección de la marca personal. A menudo es preferible centrarse en algunas de ellas. Se deben analizar las características de cada una y escoger las que mejor se adapten a la naturaleza y propósitos de la estrategia promocional. De esta manera, resultará más fácil gestionar la comunicación y la publicación de contenidos a través de los mismos.

Una marca personal auténtica

Darse a conocer profesionalmente mediante la marca personal, más allá de revelar familiaridad con las nuevas tendencias, implica el compromiso de mantener los propósitos y valores representados en ella. Promocionarse como un producto genera expectativas que deben ser cumplidas para generar confianza. En este sentido, una estrategia de marca personal debe, ante todo, ser auténtica. No hay que olvidar el alto impacto que puede tener en el público objetivo.

Descubre mucho más contenido de interés

Si nuestro artículo sobre la marca personal te ha resultado interesante, te animamos a que continúes leyendo nuestro blog. En él encontrarás muchos consejos que te ayudarán, sobre todo, a nivel profesional. Por ejemplo, ¿sabrías cómo gestionar situaciones con empleados conflictos? ¡Nosotros te lo contamos! Además, en RedNew podemos ofrecerte una amplia gama de soluciones digitales para aumentar la rentabilidad de tu negocio.

Abrir chat