¿Qué nos deparará el futuro del IoT? Ni siquiera expertos y analistas en esta materia se ponen de acuerdo sobre la cantidad de objetos conectados actualmente y los que habrá en 2025. Lo cierto es que la tecnología que nos ocupa evoluciona de manera acelerada y se involucra cada vez más en nuestra cotidianidad.

Resulta acertado predecir que los proyectos de startups en IoT captarán un mayor interés de las entidades de capital riesgo en el corto plazo. De hecho se estima que en 2021 la inversión en innovación que involucre Internet de las Cosas podría superar los 1,4 billones de euros.

Por tanto consideramos pertinente presentar una relación de avances en comunicación M2M y M2P en desarrollo que optimizarán la productividad y nuestra calidad de vida.

iSIM: presente y futuro del IoT

Como relatamos anteriormente la SIM (Suscriber Identity Module) es el sistema de identificación de usuario esencial para la comunicación móvil con el estándar GSMA. Pero este componente trascendió muy pronto su uso en la telefonía para introducirse también en el ámbito de los objetos conectados. Por eso, su evolución en tamaño y presentación facilitó la optimización en el diseño y la seguridad de móviles y dispositivos IoT para diferentes propósitos.

Actualmente Vodafone y Arm, reconocida corporación especializada en arquitectura para procesadores, están desarrollando en conjunto soluciones IoT con iSIM. Esta versión de la SIM no tiene un tamaño definitivo, pero podría llegar a una fracción de milímetro cuadrado. Además está integrada en los procesadores de dispositivos, por lo que no precisa de uno propio.

Considerando lo anterior los costos de fabricación de dispositivos M2M y M2P se reducen considerablemente. Y obviamente esto hará más accesibles las soluciones IoT a muchas personas y empresas.

Digital twins: el futuro del IoT como herramienta de monitorización

Ciertamente, el concepto de “gemelo digital” no es nuevo, pero su perfeccionamiento actual impulsará a la Industria 4.0 hacia estándares de calidad más exigentes. En términos prácticos se trata de la creación de versiones virtuales de procesos y productos que imitan el desempeño de sus referentes reales. El propósito de estas réplicas es monitorizar su comportamiento al ser sometidos a diferentes pruebas para optimizar su rendimiento y propiedades.

En consecuencia parte del futuro del IoT está relacionado con el desarrollo de sensores cada vez más eficientes para medir el desempeño de digital twins. De esta manera será más efectivo controlar sistemas, corregir fallos, reducir tiempos de parada y crear productos “personalizados” de acuerdo con las necesidades del cliente. Incluso los sectores de servicios pueden aprovechar esta tecnología para prever escenarios a medio y largo plazo o comprobar oportunidades de negocio novedosas.

Sensores más avanzados en el ámbito IIoT

A propósito de la Industria 4.0 expertos y desarrolladores de soluciones IoT estiman que vivimos la era de los sensores y las redes. De hecho estos componentes son los que definen el Internet Industrial de las cosas o IIoT. 

En pocas palabras el IIoT abarca el conjunto de herramientas y máquinas que se conectan a la red y comparten data mediante sensores y aplicaciones. Por tal razón estos instrumentos se consideran smart devices, ya que permiten procesar los datos obtenidos en toda la cadena de suministro con plataformas analíticas.

Hoy existen innumerables sensores IoT de uso industrial para automatización de procesos y logística, medición de flujo, identificación, control de movimientos y seguridad, entre otros. Pero en el corto plazo se estima una evolución crucial en herramientas como: 

  • Sensores para AGVs (vehículos guiados automatizados) como los que utiliza Daimler en sus ensambladoras de Alabama (EEUU), China y Hungría. Estas unidades trasladan las carrocerías y otras piezas de los coches entre las áreas de producción. Una innovación reciente en este sentido es la integración de sensores avanzados y cámaras en estos vehículos para detectar su velocidad y dirección. 
  • Sistemas de visión. Es decir cámaras 2D integradas a soluciones informáticas utilizadas en inspecciones de calidad, que incluso son empleables para la selección de robots. Sus versiones 3D se utilizan para captar y analizar piezas.
  • Sensores inteligentes. Estos dispositivos están superando sus límites de aplicación para la detección y medición. La multinacional desarrolladora de sensores industriales Sick está optimizando sus versiones de sensores que ya son capaces de captar mayor cantidad de información sobre piezas. Estos datos pueden compartirse con tecnologías de mayor nivel como MES (Sistema de Ejecución de Manufactura) o ERPs (Sistemas de Planificación de Recursos).

Smart road y smart cities: IoT y la nueva movilidad

De igual manera el presente y futuro del IoT también estará marcado por la incorporación de más urbes al concepto de ciudades inteligentes. En paralelo la evolución de vehículos conectados con funciones de conducción asistida (CAV) y de los coches autónomos sin conductor (AV) impulsarán la movilidad inteligente.

Por lógica las smart cities y el smart road exigen transformar digitalmente la vialidad urbana para garantizar una circulación diaria fluida y ambientalmente sostenible. Para ello tanto desarrolladores de soluciones como proveedores de conectividad en estas áreas trabajan constantemente en el mejoramiento de aspectos como:

  • Sistemas de generación y transmisión de datos desde los automóviles, mediante sensores y otros dispositivos.
  • Drones y sensores para monitorizar el estado del tráfico, las condiciones climáticas y el estado general de la infraestructura vial.
  • Actualización continua de soluciones informáticas de analítica avanzada para procesar y graficar los datos obtenidos. En este ámbito es vital la capacidad para determinar las necesidades de mantenimiento preventivo de vías, estructuras y dispositivos como semáforos.
  • Señalización avanzada mediante equipos digitales que prevengan la conducción fuera de los límites de velocidad y que especifiquen el sentido y amplitud de los carriles. También que establezca las distancias de seguridad, entre otras funciones de seguridad.

IoMT: el futuro del IoT en el sector salud

Sin duda que Internet of Things es un soporte clave en la digitalización de la atención médica y de los cuidados de salud en general. En este particular aspectos como la monitorización remota de pacientes con afecciones agudas o crónicas y la cirugía robótica ya son una realidad.

Sin embargo, las investigaciones y desarrollos en IoT aplicado a la medicina no se detienen. Por eso en el corto y medio plazo podrían estar disponibles avances como nuevas plataformas de IoT virtuales accesibles para gran cantidad de pacientes. En muy pocos años se prevé que el 50% de la atención médica se realice mediante este tipo de soluciones.

Más aún también serán necesarias herramientas más eficientes para gestionar los activos e inventarios de los hospitales. Esto en función de un pronóstico que indica un incremento del 100% en la tasa de adopción de estos sistemas en centros de salud.  

En general la perspectiva de desarrollo del IoMT (Internet of Medical Things) es optimista, teniendo en cuenta la previsión de la prestigiosa consultora McKenzie. Ésta indica que la atención médica capitalizará el 40% del impacto económico de los avances en IoT.

Otras aplicaciones IoT en evolución

Las smart homes, la monitorización de personas mayores y niños, el control de flotas son parte de otras aplicaciones de IoT utilizadas actualmente. Aún así es obvio que sean objeto de mejora continua mediante la incorporación de nuevas funcionalidades y alcances. Todo ello además de los aspectos que analizamos líneas arriba, hacen complicado predecir con precisión lo que nos deparará el futuro del IoT.

Abrir chat