Hasta el momento todo apunta a que la rivalidad iPhone vs Android continuará influyendo en el segmento de los smartphones. Efectivamente, iOS se mantiene como sistema operativo exclusivo de los dispositivos de Apple. Por otro lado, Android lo es en Google, y continúa respaldando a varias marcas de terminales telefónicos. 

Por este motivo, las cuotas de mercado seguirán repartiéndose entre Samsung, Huawei y Xiaomi por un lado, y la corporación de la manzana mordida en el otro. A menos que Huawei termine por desligarse de Google, debido a las sanciones del gobierno de EEUU. Si esto ocurre, Harmony OS, el recién creado sistema operativo de esta firma china, funcionaría con independencia de Android y se agregaría a la pugna.

Mientras tanto, la preferencia del público parece estar orientada por las marcas y el marketing relacionado con éstas, más que por su software principal. Obviamente, el factor precio tiene un peso específico en las decisiones de compra y en el enfoque de las estadísticas de ventas.

En las líneas siguientes, analizamos las características propias y diferencias que influyen en la selección iPhone vs Android por parte de los usuarios en el ámbito mundial.

iPhone vs Android: un breve análisis de las estadísticas

En función de comparar estas marcas líderes en el mercado de telefonía móvil, revisaremos rápidamente los resultados de algunas mediciones relacionadas con la compra de smartphones en el último trimestre de 2019. De esta manera, podremos hacer una primera evaluación de la pugna iPhone vs Android

De acuerdo con la consultora Canalys, se registró un repunte de Apple en relación con los envíos mundiales de móviles inteligentes. Esto fue consecuencia de la demanda generada por el iPhone 11 que le permitió a la corporación de Cupertino situarse en el puesto de cabeza. En total, vendió 78 millones de unidades y creció un 9% en comparación con el mismo período de 2018.

Con siete millones menos, Samsung ocupó el segundo lugar pero registró solo un 1% de crecimiento. Huawei quedó tercero, sufriendo un descenso del 7%. La marca que más creció, en términos porcentuales, fue Xiaomi con 23% y 33 millones de dispositivos vendidos. En el quinta puesto, está el fabricante chino Oppo, con 30 millones de equipos y 2% de incremento en relación al año pasado.

Sin embargo, la misma fuente señala que en los análisis de datos en 2019 Samsung permaneció como líder con 298,1 millones de móviles enviados y 21,8% de market share. Con diferencia de tres puntos, Huawei arrebató a Apple la segunda plaza, alcanzando 17,6% de cuota de mercado y 240,6 millones de unidades. La corporación de Apple obtuvo 14,5% con 198,1 millones de smartphones vendidos.

Siguiendo la clasificación, Xiaomi y Oppo, con un crecimiento discreto pero constante, vendieron 125,5 y 120,2 millones de dispositivos, respectivamente. En cuanto a market share, una y otra alcanzaron 9,2% y 8,8%.

Otra visión de la contienda iPhone vs Android

Basándonos en los datos anteriores, queda claro que Android como sistema operativo de varias marcas de smartphones, supera en presencia al iOS de Apple. Aún así, características como el precio, el perfil aspiracional y hasta las edades de los usuarios cambian esta realidad. Por increíble que parezca, estas tres variables juntas conforman otro ranking mundial de modelos de dispositivos móviles que ha sido publicado recientemente:

  • En el tope de la lista está el iPhone XR, con 3% de ventas. Pero, en el quinto lugar aparece el iPhone 11, con 1,6%.
  • Los Samsung Galaxy A10 y A50 ocupan segundo y tercer lugares, con  2,6% y 1,9% de participación, respectivamente. Mientras, el Galaxy A20 aparece en la sexta plaza (1,4%) 
  • Oppo colocó tres modelos en este top ten. El A9 de esta marca china está en la cuarta posición, superando ligeramente en ventas al iPhone 11. El A5s está en el sexto puesto (1,5%) y el A5, en el octavo (1,3%).
  • Por fin, en noveno y décimo lugar están el Redmi 7A de Xiaomi (1,2%) y P 30 de Huawei (1,1%).

El precio sí importa en la preferencia iPhone vs Android

Hay dos modelos de gama alta de Apple que ocupan los puestos privilegiados en esta tabla. Pero los tres ejemplares de Samsung Galaxy serie A los superan con creces en ventas por ser dispositivos de gama baja, media baja y media alta. Es decir, hablamos de precios que rondan los 110 euros (A10), 200 euros (A20) y 350 euros (A50), para equipos con prestaciones desde básicas hasta satisfactorias.

Asimismo, Oppo entra con tres modelos en este ranking por la misma razón. Específicamente, su A9 de gama media, con procesador Snapdragon 665, cuatro cámaras y batería de 5.000 mAh puede adquirirse por menos de 250 euros. Por su parte, el A5, con característica muy similares ronda los 200 euros.

Hasta aquí, el balance de la contienda iPhone vs Android resulta de nuevo ventajoso para la compañía Android.

La edad y el perfil aspiracional en el caso de iPhone

En esencia, el fenómeno de iPhone podría explicarse en base a las edades y al nivel de aspiraciones de los usuarios. Para analizar estas variables, recurriremos a una medición realizada en España (2016), para perfilar a los usuarios de dispositivos móviles por marcas. En este sentido, la comparación entre los clientes de Apple y Samsung resultó llamativa:

  • 26,6% de los propietarios de iPhones eran jóvenes entre 16 y 24 años. Mientras los de usuarios de 25 a 30, representaban el 23,1% y de 35 a 44, el 27,6%.
  • En el caso de Samsung, la franja de clientes está entre 35 y 44 es del 33,1%. Por otra parte, la de 25 a 30 años, un 21% y los adolescentes y jóvenes de 16 a 24, sólo un 11,1%.

En conclusión, los usuarios de los dispositivos de Apple son, por un lado, adolescentes y jóvenes que los adquirieron mediante sus padres. En tanto que, otro grupo importante lo integran jóvenes dispuestos a endeudarse para comprar iPhones. 

Varios analistas opinan que el marketing de Apple se basa en las emociones y en un nivel de vida alto, e influyen en las preferencias de este público. De hecho, Steve Jobs, cofundador y CEO de la compañía, admitía que no vendía tecnología sino experiencias. Este enfoque, unida a la poderosa imagen de marca de la corporación, se conforman como aspectos que impulsan la decisión de compra. Incluso son argumentos más decisivos que la extraordinaria capacidad de sus procesadores.

Del mismo modo que Samsung enfoca su marketing en mayor medida hacia sus modelos de alta gama. Los modelos más económicos tienen mucho éxito en un target que analiza la relación calidad-precio antes de tomar la decisión de compra.

Factores geográficos y políticos en la competencia

En Norteamérica, Apple domina el segmento de dispositivos móviles; cinco de sus modelos, liderados por el iPhone XR, encabezan el Top 10 de ventas. Una de las razones de su éxito se encuentra en la confianza y la identificación del prototipo de cliente estadounidense, quien tiene preferencia por una marca nativa y de calidad.

En China, Huawei logra un repunte interesante tras la incertidumbre que hubo a consecuencia de su inclusión en la llamada “lista negra” del presidente Donald Trump. Probablemente, la telco china que apoya a Vodafone en la expansión de las redes 5G en España, no contará en el futuro con el sistema operativo Android para sus móviles.

Aunque no está confirmado por la ambivalencia de Trump, Google podría hacer frente a sanciones por proveer a la compañía asiática este software. Como dijimos, Huawei ya presentó su sistema operativo Harmony OS que, según los directivos, es complementario y no sustitutivo. Aunque si el conflicto China-EEUU llega a mayores, no será de extrañar que este componente entre en una competencia que ya no será únicamente de iPhone vs Android.

Abrir chat